El estudio de producción norteamericano Electus abre sus puertas a la región latinoamericana para empezar a coproducir directamente con compañías locales y canales de televisión. Lo hace con un bagaje de ofrecer servicios de producción y venta a nivel nacional e internacional, con contenido de marca y entretenimiento scripted y unscripted para televisión, cable y plataformas OTT digitales en todo el mundo.

“La producción de nuestros shows tiene una visión internacional”, asegura Paulette Bensussen, jefa de Electus Latino en Electus. “Tenemos la misión de trabajar con los grandes estudios y las grandes networks en Estados Unidos, realizando shows originales que sean relevantes para todos”, sigue. “Buscamos que la mayoría de ellos puedan ser iniciados en Estados Unidos pero que podamos ser sus dueños y hacerlos viajar al resto de la región para generar versiones locales.”

La mirada desde México

La distribución de Electus International representa más de 4.000 horas de contenido vendido a más de 220 países de todo el mundo, con Electus Digital creando y distribuyendo contenido original, a lo que ahora se suma la pata latinoamericana.

Bensussen, que es de origen mexicano, ve el mercado latinoamericano lleno de oportunidades si se dispone de buen contenido, buenas ideas y relaciones. “El dinero está maduro, se quieren cosas originales y creativas y se busca gente profesional que tenga un background de trabajar con cadenas americanas pero con experiencia latina para poder garantizar que las cosas se hagan”, opina.

Es así cómo, desde mayo de este año, la ejecutiva tuvo la iniciativa de lanzar Electus Latino, marcando la Ciudad de México como su ciudad base, además de la sede que ya existía en Los Ángeles. “Ya tenemos los shows adecuados para empezar y embarcar en la región y, además, el negocio de la industria a nivel de distribución, de producción original y coproducción ya está perfectamente establecido a nivel internacional. Entonces me pregunté por qué en lugar de vender nuestras propias opciones a productoras en Latinoamérica no nos asociamos con ellas para producir nuestros propios formatos.”

La estrategia —que atraviesa tanto los estudios de producción regionales como también las cadenas— tiene un gran foco en las relaciones. “Queremos hacer atractivo el mercado para todos los recursos [creativos] a nivel de escritores, directores, productores y talentos para que puedan hacer shows interesantes y de vanguardia y que las cadenas también necesitan”, explica. “Las relaciones directas dejan la puerta muy abierta para que haya un gran abanico de oportunidades de producción, en todos los canales, y decidiendo con quién producir cada cosa”, sigue.

El desembarco está pensado desde México, pasando por Brasil, Chile, Argentina. Según Bensussen, México es un mercado líder en el resto de la región. “Los formatos que funcionan en este país generalmente también funcionan para abajo. Y esto es un ejemplo de que la televisión está cambiando para bien, ya que otras cadenas tienen otras oportunidades y no hay el monopolio de hacer la clásica telenovela.”

Si bien el enfoque de Electus está puesto en el formato non-scripted, por ser “un género muy noble y que abre muchas oportunidades para producciones que no son necesariamente las más caras ni toman tanto tiempo, pero son las más productivas”, dice Bensussen, la estrategia para América Latina sigue en concentrarse en los formatos que mejor funcionan en la región, desde los game shows, variety shows hasta los big dramas, telenovelas y teleseries.

“Si es un drama para México, buscaremos conectar con la audiencia mexicana, con temáticas mexicanas y no tan latinas. En este sentido nos enfocamos en hacer dramas de calidad que tengan ese flavour propio pero que también sean afines a lo regional e internacional”, dice.

Formatos en elaboración

Algunos formatos de cadenas norteamericanas que Electus ha traído a la región son The Moment of Truth (de Fox) —un show basado en responder una serie de preguntas cada vez más personales y embarazosas—, tanto en Chile como en Perú.

También El argentino más inteligente, la versión de Canada’s Smartest (del canal canadiense CBC) para El Trece en Argentina, programa que fue presentado por el periodista Jorge Lanata y que se basó en la búsqueda de personas inteligentes según la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner, según las cuales existen seis tipos: la visual; la física; la musical; la lógica; la lingüística; y la social.

Otros ejemplos son Bet On Your Baby (de ABC), una competencia entre bebés que se licenció a Globo en Brasil o Gánale al chef, versión mexicana de Food Fighters (de NBC) para Azteca 13, donde cocineros aficionados ponían a prueba sus habilidades.

Asimismo, se está trabajando en las versiones latinas de Fashion Star (de NBC) y The Toy Box (de ABC) con socios pan-regionales.

En el caso de The Toy Box, se está planeando producirlo con la marca Mattel de juguetes. “Es un buen ejemplo de cómo estamos incorporando y dando oportunidades no solo a las cadenas, sino también a marcas, a subirse de forma elegante y coherente a la programación”, dice Bensussen.

En todos los casos, el approach a la región y, a su vez, a cada país de ella se construye con mucha sensibilidad. “Es otro mundo, son otras costumbres, otra filosofía”, comenta Bensussen. “Sí hay una comunidad en la región de Latinoamérica, por esto podemos pensar en hacer shows que sean regionales, pero hay que tener una súper sensibilidad de cómo adaptar esto. Te tienes que acercar sabiendo las necesidades de la audiencia, si está acostumbrada al entretenimiento, a los formatos más largos o cortos, por ejemplo. Hay que trabajar con socios que sepan que tenemos que tener flexibilidad y adaptar el formato al mercado según las necesidades de la audiencia y de la cadena.”

Con todo, “nunca vemos que un formato sea idéntico al formato original pero tratamos que también tenga su identidad e integridad, elegantemente adaptado a la región sin machacarlo”, agrega.

Así, por ejemplo, si bien la versión americana de The Toy Box incluye una sección con un panel de expertos donde primero se evalúa el juguete y se da feedback al inventor, en la versión latina no se prevé tener este segmento. “No es relevante, lo hace un poco lento y no va muy ad hoc con el espíritu de la región”, explica Bensussen. “Lo eliminamos para enfocarnos en la interacción de los niños con los inventores y ver cómo juegan en vez de concentrarnos en la interacción de adultos con adultos.”

Un hogar en la región

Con todo, Bensussen encuentra que penetrar el mercado con una visión norteamericana para hacer negocios es una ventaja. “Esto lo acelera todo y lo hace más eficiente”, dice. “Es un momento muy emocionante, donde hay abundancia en el mercado para la televisión abierta, la televisión paga y SVOD. Creo que en todas las plataformas hay oportunidades muy realistas de hacer shows increíbles, respetando y valorando las relaciones, los contactos y las ideas que están ahí disponibles y listas para tener casa”, concluye.

English Version: Electus Brings U.S.-Inspired Programming to Latin America


  Save as PDF